Colectivo Silesia

La salud en manos del mercado. Desabastecimiento de fármacos para terapias hormonales de personas trans.

Por Vicky López

En Julio de 2014, el laboratorio Bayer suspendía la comercialización de su testosterona inyectable Reandron® por no querer acatar la última orden de los precios de referencia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (disminuían hasta un 30%). En 2015, Reandron® volvía a las farmacias pero sin ser financiado.

Como alternativa, existía la prescripción del Testex Prolongatum® 250 mg/ 2 ml, solución inyectable, 1 ampolla de 2 ml. Éste, frente a la pauta de administración del Reandrom® (cada 3-4 meses), exigía una inyección cada 10-25 días. En una nota hecha pública el 24 de Noviembre, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios informó sobre el desabastecimiento de Testex Prolongatum® 250 mg/ 2 ml, solución inyectable, 1 ampolla de 2 ml. Según esta nota, está previsto que este problema se resuelva a mediados del próximo mes de enero. Mientras tanto la Agencia recomienda el uso de las alternativas disponibles y achaca este desabastecimiento sólo a un  un aumento de la demanda de este medicamento. Previamente, el fármaco Meriestra® (Valerato de Estradiol) de los laboratorios Novartis, usado para los tratamientos hormonales de mujeres trans,  suspendía su comercialización provocando también problemas de suministro.

Todo este rosario de desabastecimientos, cambios de tratamiento, adaptarse a nuevas formas de aplicación (muchas menos seguras y con más problemas) son una de las consecuencia de la desregulación y de que la distribución de un fármaco dependa de las necesidades del mercado. La fragilidad de la distribución de medicamentos es tal que en muchos casos puede deberse a la existencia de un sólo proveedor o a la fabricación en un sólo lugar del mundo. Es la globalización de los procesos de fabricación de medicamentos. Por otro lado, el mercado de las industrias farmacéuticas hace que en muchos casos estos desabastecimientos respondan a la reducción del margen de beneficio, la espiración de la patente y la entrada del medicamento en el sistema de precios de referencia o disminución de la demanda. Si no es rentable, no se comercializa y no existen mecanismos que garanticen el acceso a estos medicamentos.

Desde hace unas semanas venimos asistiendo a la denuncia de varios colectivos sobre las consecuencias en la salud de las personas trans de todos estos acontecimientos. En el caso de los hombres transexuales, para los cuales cual no existen análogos en el mercado, las consecuencias están siendo terribles, agravándose aún más en chicos intervenidos de histerectomía. El derecho a poder modificar el propio cuerpo para conseguir una apariencia lo más congruente posible con el sexo-género con el que se identifica la persona, está incluido en la muchas de las legislaciones aprobadas en las Comunidades Autónomas sobre las identidades de género y derechos de las personas transexuales. Sin embargo, desde Colectivo Silesia contemplamos horrorizados como derechos fundamentales de la Salud Pública son dominados por intereses comerciales, echando por tierra el concepto de la salud como derecho o la obligación de los Estados de garantizarlos. Por todo esto y mucho más, nos sumamos a las reivindicaciones de la Plataforma por los derechos de los Colectivos Trans y a su manifiesto. Os animamos a todas a salir a la calle el 17 de Diciembre a reivindicar una respuesta hacia este problema. Nos sumamos a sus peticiones:

  • Respuesta y solución inmediata al Ministerio de Sanidad sobre el desabastecimiento de fármacos indicados para personas trans- sexuales
  • Garantías de disponer de más de un fármacos análogo en la Dirección General de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y en las Oficinas de Farmacia.

 

  • concentracion-madrid-ministerio-sanidad

Para leer o adherirse al manifiesto pinchar aquí:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeA2Prlk1cJy7AEpX27fzFCJQjwbZx0235-FJYbJAH9UTkT7A/viewform?c=0&w=1&fbzx=-7088517758665716000

 

Añadido para leer más sobre los desabastecimientos en general:

Hace un tiempo en Médico Crítico se publicó un texto sobre desabastecimiento de medicamentos, sus porqués y sus problemas. Más allá de los procedimientos que hacen que a pesar de existir una molécula no llegue a estar disponible para el usuario (por problemas en su fabricación, en su distribución, en su comercialización o en su acceso) hay un aspecto que parece fundamental y que sobrevuela todo lo anterior:

“A license to market lifesaving products should entail a public obligation to meet demand. After all, if we can afford to spend billions of dollars on medical research, we should, as a society, enjoy the fruits of that investment by assuring the manufacture of generic drugs”

[Una licencia para comercializar productos “vitales” debe suponer una obligación pública de satisfacer la demanda. Al fin y al cabo, si podemos permitirnos gastar miles de millones de dólares en investigación biomédica, debemos, como sociedad, disfrutar de los frutos de esa inversión, asegurando la fabricación de medicamentos genéricos”.]

Además del citado post, recomendamos el boletín INFAC llamado “Desabastecimientos de medicamentos: un problema sin resolver“.

Un ejemplo de cómo un problema global puede tener efectos negativos muy concretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *